Ex Jesuíta Miguel Ignacio Mom Debussy, afirma que Papa Francisco apoyó secuestro y dictadura militar

Las evidencias son irrefutables, al igual que los testigos. Sinceramente, quién determinó y estuvo a cargo del secuestro de varios sacerdotes y de los sucesos en la dictadura militar en Argentina, fue la iglesia católica, quien juntamente con el dictador Videla, fueron los responsables de las torturas y el asesinato de seres humanos que sólo apelaban por una patria más justa.

Jorge Bergoglio, según el testimonio de el ex jesuita Miguel Ignacio Mom Debussy, quién hoy tiene 63 años de edad, es quién afirma que Bergoglio es el principal responsable de las cosas sucedidas a varios sacerdotes y civiles en esa nación asegurando que tras de ser secuestrado y encañado, el mismo actual Papa.

Mom Debussy, asegura que Bergoglio, antes de tener sus propias convicciones es un político y que solito, se fue abriendo trecho en las filas militares de aquella época, no como comandante, ni militar alguno, sin embargo, no le faltaban ganas de manejar un fusil.

Asegura el ex jesuíta, que en 1973, Bergoglio asumió su poderío máximo en Buenos Aires, pues ya para ese entonces, las fuerzas militares asechaban la nación y también, se daba con mucha frecuencia el secuestro de personas, añadiendo además que es una persona que no se apena por expresar y hacer a su antojo, pues Beroglio solía expresar con frecuencia que cada quién hace de su recto un florero. Mon Debussy sostiene que el actual Papa, los enviaba a realizar guardias con carabinas No 22.

Aparte de ser sospecho de secuestro, el ex sacerdote asegura que todo el apoyo que brindó Bergoglio a la dictadura y régimen militar, fue una simple catapulta para poder dispararse hasta el vaticano. Esta es la realidad del actual Papa. Un militar, asesino, secuestrador que disfruta el exceso de poder y el atribuirse cosas que no posee, como bondad y piedad, cosas de las cuales, simplemente posee una falsa apariencia.