Historia del Museo Municipal

Nace el Museo Municipal

El 15 de septiembre de 1908, don Armando Pareja Coronel, a la sazón presidente del Ilustre Concejo Cantonal, propuso la creación de un museo histórico, dando de este modo pie para la transformación del antiguo Museo Industrial. La propuesta dio origen a una Ordenanza que definiría, entre otras cosas, el establecimiento de una sección dedicada a la Historia Patria y, otra, el establecimiento de una sección dedicada a la Historia Patria y, otra, a las Ciencias y a las Artes, así como la responsabilidad del Director de la Biblioteca para con el nuevo Museo al que le tocaría dirigir también, la Ordenanza, dictada el 16 de diciembre de 1908, disponía al final de su articulado, que se inaugurará esta nueva dependencia el 10 de agosto de 1909 como parte de las festividades a realizarse en conmemoración del centenario del" Primer Grito de la Independencia". El evento se realizó la noche del 9 de agosto en una muy concurrida y lucida ceremonia en la que todos los invitados pudieron observar más de 1.000 piezas perfectamente clasificadas y expuestas en vitrinas diseñadas para el efecto; distribuidas en secciones tales como la Arqueológica, Colonial, Numismática, de Historia Nacional y de Historia Natural. Todo el trabajo de clasificación, organización y montaje corrió a cargo del director de la Biblioteca Municipal, Sr. Don Camilo Destruge lllingworth, quien a partir de esa fecha pasaría a ser el primer director del museo ya como Museo Municipal.

Leer más...

Pedro Carbo

Este guayaquileño, que fue alcalde de Guayaquil, diputado y ministro, fundó la biblioteca y de forma paralela el museo municipal.

Se propuso impulsar la cultura y la educación en la ciudad y ese legado, que concretó desde los diferentes cargos que desempeñó, sigue enriqueciendo a generaciones de guayaquileños Pedro Carbo Noboa, un guayaquileño nacido el 19 de marzo de 1813, propuso la creación de la biblioteca municipal a inicios de 1862, cuando ocupaba la vicepresidencia de la municipalidad. La propuesta estuvo acompañada de una donación propia de 100 volúmenes.

Él redactó la ordenanza municipal mediante la cual se fundó la biblioteca, que abrió al público el 24 de marzo de 1862. Estableció, además, una disposición para todos los empresarios de la ciudad: contribuir obligatoriamente con un ejemplar de cada diario, periódico, folleto o libro que se publique. La idea era incrementar los textos de consulta.

Paralelo a la Biblioteca, Pedro Carbo Noboa impulso la creación del museo industrial, en 1863. Fue el primero que tuvo la ciudad y que años más tardes en (1908) se convirtió en el Museo Municipal que conocemos hoy. El paso del Museo Industrial a municipal fue prácticamente una ampliación del espacio que ya existía. Por eso, aunque se considera 1908 su año de creación, en realidad el Museo no estaría próximo a cumplir 100 años sino 146. Ello lo ubica como el museo más antiguo del Ecuador, estructurado como tal casi a mediados del siglo XIX.

Leer más...

Camilo Destruge

Este historiador, biógrafo y periodista guayaquileño dirigió durante 17 años la Biblioteca y el Museo Municipales. Con su muerte dejó un le gado de historia para la posteridad.

Su estilo siempre fue claro: escribió crónicas, ensayos y libros de historia. Integró la plantilla de redactores de diario El Telégrafo y a través de sus columnas combatió duramente el gobierno de José María Plácido Caamaño. Camilo Destruge lllingworth siempre fue reconocido por su pluma ágil y por su dedicación al estudio de la historia. "Era un sabio investigador de nacimiento", señala el historiador Rodolfo Pérez Pimentel en una de sus publicaciones en la web.

Destruge fue historiador, biógrafo y periodista. Nació en Guayaquil el 20 de octubre de 1863. Hijo de Alcides Destruge Naitín y de Carmen Illingworth Decimavilla.

Sus primeros estudios, refiere el historiador Efrén Avilés Pino en su libro Diccionario del Ecuador, los realizó en el colegio San Luis Gonzaga de los hermanos cristianos, que acababan de llegar al Ecuador, y luego continuó la secundaria en el colegio San Vicente del Guayas, donde obtuvo el bachillerato en 1881.

De joven se unió a la revolución de los Chápu, en la provincia de Los Ríos, y en un enfrenta miento sufrió una herida de bala y la derrota frente a las fuerzas del gobierno. Pero nunca dejó de lado  la escritura. Entre la primeras obras que editó se encuentran: El Ecuador y Perú en su cuestión de límites (1899), En honor de Vicente Rocafuerte y la instrucción pública (1902); Álbum Biográfico Ecuatoriano (1903-1905), compuesto de cinco tomos; El envenenamiento del Arzobispo Checa; Ecuador, estudio, relaciones y episodios históricos (1907).

Leer más...

Modesto Chávez Franco

Dirigió durante 25 años la institución, inició la clasificación de las piezas del Museo, compuso una guía inédita y escribió las famosas Crónicas del Guayaquil Antiguo.

Fue uno de los directores que más tiempo estuvo a cargo de la Biblioteca y Museo municipales y también el que dio mayor impulso a la gestión cultural de estas instituciones. Modesto Chávez Franco, destacado cronista y periodista de la ciudad, asumió su dirección en febrero de 1926, tras la jubilación de Camilo Destruge lllingworth. Chávez, reseña el diccionario Biográfico de Rodolfo Pérez Pimentel, nació en Santa Rosa (El Oro) cuando aun formaba parte de de la provincia del Guayas, el 22 de noviembre de 1872. Hijo de Modesto Chávez Cora María Franco Luna.

En 1891 se inició como periodista en Diario El Tiempo, con el seudónimo de Pepito. Un año después editó el semanario El Obrero y trabajó en los diarios El Tiempo, El Guante, El Universal, El Telégrafo, El Grito del Pueblo.

En 1932, el Municipio le otorgo el título de Cronista Vitalicio de Guayaquil y en 1938 la Asamblea Nacional Constituyente lo declaró Ciudadano Ilustre de la Nación.

En 1926 publicó la novela corta expiación en su estatua o el secreto de su triunfo y produjo desde entonces sus famosas crónica histórica, producto de su designación como director de la biblioteca y museo municipales.

Leer más...

Carlos Matamoros

Escrito.- Nació en Guayaquil el 4 de Abril de 1872. Siguió estudios en su lugar natal con diversos maestros y desde muy joven se dedicó a la pedagogía, fundando en la zona rural de Daule varios jardines de infantes.

En 1 890 se inició en el periodismo y actuó de corresponsal de "El Diario de Avisos" cuyo Almanaque de Guayaquil editó ese año en la Imprenta Comercial, en cuarto menor.  Después colaboró en "El Grito del Pueblo" y fue su redactor, entre 1905 y el 9 y escribió bajo el seudónimo de Carlota Setheber", "Ildefonso Heber" y "Her Ber"

En 1906 editó la revista quincenal "Estudio de Obrero" con ilustraciones, en la imprenta de El Comercio, de la que solamente se conoce un primer número. En 1909 colaboró en "El Tiempo" de Quito firmando como "Isidro Mata". En 1912 fundó el Instituto Nacional Vicente Piedrahita en Daule. En Octubre del 14 volvió a Guayaquil para hacerse cargo de la dirección del Centro Escolar Fiscal N° 8 ubicado en la calle de las Industrias (Eloy Alfaro) entre Maldonado y Concordia (Calicuchima) frente a la fábrica de Cigarrillos El Progreso. La prensa reseñó el cambio y le calificó de "competente profesor y entusiasta pedagogo".

En 1916 pasó el Centro Escolar Fiscal Vicente Rocafuerte, concurrió a la primera Conferencia Pedagógica Nacional y volvió a escribir para "El Grito del Pueblo".

Leer más...

Arq. Melvin Hoyos Galarza

Historiador guayaquileño nacido el 9 de enero de 1956, hijo del Capitán de aviación Fabio Hoyos Mejía, de nacionalidad colombiana; y la Sra. Fanny Galarza Muñoz, guayaquileña.

Realizó sus primeros estudios en el "Instituto Particular Abdón Calderón", luego de lo cual pasó a cursar los secundarios en el colegio "San José" de los hermanos cristianos, del que se retiró un año antes de graduarse para matricularse en el colegio mixto "Urdesa School" y poder acompañar en sus estudios a su hermana que acababa de llegar de Europa para terminar su instrucción secundaria en Guayaquil.

En 1975 se matriculó en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica, donde tuvo su primer encuentro con sus dos grandes pasiones: el Arte y la Historia. Dos años después viajó a Europa, y luego de visitar varios lugares se radicó en Paris para realizar estudios sobre Historia del Arte en la escuela de Arquitectura de la "Sorbona". Posteriormente, luego de su regreso a esta ciudad reinició sus estudios de Arquitectura en la Universidad de Guayaquil, en donde fue reconocido como uno de los alumnos más brillantes entre los que han pasado por sus aulas.

Desde muy temprana edad, y debido a su afición por la historia y a un gusto innato por la recolección de cosas curiosas, se dedicó a la delicada labor de coleccionar fósiles, sellos, monedas y antigüedades, que se convirtieron, con el andar del tiempo, en extraordinarias acumulaciones de objetos perfectamente ordenados y estudiados.

Leer más...