Monseñor Eugenio Zitelli procesado por delitos en crímenes de lesa humanidad en dictadura Argentina

ROSARIO, ARGENTINA. Monseñor Eugenio Zitelli está acusado como partícipe necesario de los delitos de privación ilegal de la libertad y coautor del delito de asociación ilícita.

Ex detenidos del Servicio de Informaciones de la ciudad de Rosario, donde funcionó un centro de detenciones,  denunciaron durante la instrucción de la causa que Zitelli estaba presente en sesiones de tortura y entrevistas.

María Inés Lucchetti de Bettanín, Nené, es una de las pocas sobrevivientes y su testimonio es pilar fundamental en la acusación contra el entonces capellán de la policía Eugenio Zitelli.

Según su declaración anterior usted tuvo contacto con el capellán de la policía Eugenio Zitelli, ¿Cómo conoció a Zitelli?

A Zitelli lo conozco en la Alcaidía, porque teníamos pocas visitas, sin contacto con el exterior. Un día una celadora nos dice que las que éramos católicas si queríamos podíamos ir a confesarnos. Acordamos con las compañeras quiénes iríamos, no todas, a hablar con el cura. Hasta que un día llegan compañeras muy jovencitas que habían sido violadas, y ahí hablo con él y le pido secreto de confesión por lo que le iba a decir. Entonces le digo: “Mire Padre acá además de gente torturada llega gente violada y no hay límite de edad. Mi suegra de 54 años fue violada y hay chicas de 16 años violadas”. El cura se asombró y me contestó: “Momentito, que apliquen la picana está bien porque estamos en guerra y es una forma de obtener información, pero las violaciones atañen a la moral y nos prometieron que no iban a pasar”. Me quedé helada, empecé a temblar, me aterré…

Lo de este hombre fue espantoso, porque como cristiana y católica era el único recurso espiritual al que podíamos recurrir y escuchar que dijera “nos prometieron que esto no iba a pasar” implicaba un acuerdo con los militares para aplicar la picana para obtener información. Con lo cual avalaba la tortura.

” Una prueba más de las tantas que hay, sobre la participación directa de la mal llamada iglesia católica en el genocidio cometido en Argentina en la ultima dictadura militar,  es moneda corriente los cientos de  testimonios de sobrevivientes que atestiguan la presencia de estos lobos con sotana en los centros de detención en todo el país”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *